Suzuki mejora su rendimiento en mojado

La penúltima prueba del Mundial de Motociclismo ha supuesto un pequeño frenazo en la evolución del Team Suzuki ECSTAR, que no ha podido subir por tercera semana seguida al podio. La fuerte tormenta previa a la carrera, que tuvo que retrasar 20 minutos su inicio, fue factor clave en la suerte de nuestros pilotos, quienes en condiciones de pista seca habían demostrado ser mucho más competitivos.

Bien es cierto que tanto Maverick Viñales como Aleix Espargaró partían en esta ocasión desde la tercera línea, lo cual les obligaba a mejorar tiempos para poder optar a los puestos de cabeza. Ambos demostraron su calidad y lograron acercarse a los puestos de honor. De hecho, Espargaró, tras una buena salida, consiguió colocarse en cuarta posición.

Lamentablemente, el catalán se pasó de frenada en una curva y perdió todas sus opciones. Finalmente fue decimotercero en meta. Por su parte, Viñales pudo ser más constante con la Suzuki GSX-RR para finalizar en sexta posición, puesto que le mantiene en la cuarta posición general.

“A pesar de que el sexto lugar no es tan malo, estoy decepcionado con el resultado de la carrera. Hemos tenido un fin de semana muy positivo y muy rápido en seco, pero por desgracia en condiciones de humedad no somos tan competitivos. Hemos competido durante tres semanas en tres circuitos completamente diferentes y hemos demostrado que podemos adaptarnos y ser fuertemente competitivos en cualquier escenario. Ahora el objetivo es tener la misma competitividad sin importar las condiciones climáticas», aseguró Viñales.

“Estoy decepcionado con el resultado final, ya que el fin de semana en general había sido positivo. Desde el principio me di cuenta de que mi rendimiento no era bueno y he perdido el ‘feeling’ con el agarre justo después de cuatro o cinco vueltas. También cometí un par de errores que me hicieron perder muchas posiciones. Es una lástima, hemos hecho un gran progreso en las últimas carreras y me sentí muy competitivos en condiciones secas, pero todavía tenemos que mejorar nuestro rendimiento en mojado”, comentó Espargaró.